La violencia contra la libertad de expresión e información es cada vez “más latente” en México pero no sólo por el aumento de las agresiones físicas contra medios y periodistas también porque se fortalece el control que ejercen autoridades sobre la prensa mexicana a través de la publicidad oficial, informó este jueves la organización Article 19.

“(Existen) dos tipos de censura en México. La publicidad oficial como instrumento de censura indirecta o sutil y las agresiones contra la prensa como factor de censura directa o autocensura”, indica el informe anual 2016 de la organización, “Libertades en Resistencia”.

Y añade: “En 2016 la libertad de expresión e información se consolidó como un verdadero campo de batalla, donde las violencias —porque no es sólo la física— son cada vez más latentes”.

Lo que respecta a la censura directa o violencia física contra medios y periodistas, Article 19 señala que en 2016 se documentó el asesinato de 11 periodistas y 426 agresiones contra la prensa: la cifra más alta desde que la organización realiza este conteo.

Artículo 19

Esto implica un crecimiento en el número de agresiones de 29.09% respecto a 2013, el primer año de gobierno de Enrique Peña Nieto; y de 163% en comparación con el cuarto año de gobierno del expresidente Felipe Calderón.

A ello se suma la impunidad. Los datos de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle) indican que el 99.75%, prácticamente todos los casos de agresiones contra la prensa, permanecen sin ser resueltos.

Los funcionarios públicos encabezan la lista de quienes perpetran las agresiones contra la prensa, pese a que el discurso oficial es que la mayor amenaza a las libertades de información y expresión es el crimen organizado.

Las agresiones llevadas a cabo por el crimen disminuyeron 51.43% en comparación con el año anterior; mientras que las de autoridades aumentaron 37%.

Artículo 19

En los estados con elecciones, las agresiones contra la prensa aumentaron en 2016. En Oaxaca hubo 60 agresiones —71.4% más que el año anterior— y cuatro de los asesinatos de periodistas se cometieron en esta entidad del sur del país.

De hecho, 3 de los 5 estados que más reportaron agresiones contra la prensa tuvieron elecciones el año pasado: además de Oaxaca, a esa lista se suman Puebla y Veracruz.

Éste último estado continúa como uno de los más peligrosos para ejercer el periodismo en el país: 3 periodistas fueron asesinados y el número de agresiones suma 271 durante los seis años de gobierno de Javier Duarte, exgobernador actualmente prófugo.

Censura silenciosa

“El sexenio de Enrique Peña Nieto ha mostrado cómo el regreso del PRI ha significado la estructuración paulatina de una política que busca inhibir, limitar y restringir los flujos de información”, señala el informe de la Oficina para México y Centroamérica de Article 19.

La publicidad oficial se ha convertido en una de las principales herramienta de control de las autoridades para censurar e inhibir el flujo de información.

“La censura se alimenta de un sistema económico del que tanto gobierno como medios de comunicación son cómplices. Una relación perversa en la que la información está supeditada al dinero público que entra y sale de los bolsillos de los medios”.

Article 19 denuncia que la publicidad oficial es “la caja chica” de los gobiernos para presionar a los medios de comunicación y fijar líneas editoriales. Se invierten montos millonarios que se ejercen de manera arbitraria e indiscriminada para generar una forma de censura sutil e indirecta.

Artículo 19

Hasta diciembre de 2016, el gobierno de Enrique Peña Nieto reportó un ejercicio preliminar de 9 mil 026 millones de pesos en publicidad oficial.

En lo que va en sus cuatro años de gobierno éste gasto ha sido de 34 mil 109 millones de pesos.

“Si bien es cierto que esta propaganda es inconstitucional, dado que limita la libertad de expresión de los medios (“nadie muerde la mano de quien le da de comer”), lesiona el acceso de las audiencias a información plural e independiente”, indica Article 19.

La organización defensora de la libertad de expresión alerta en este informe anual que 2016 fue un año de “violencia desbordada” con la exclusión de grupos a acceder información plural y la manipulación de líneas editoriales con recursos públicos.

via Animal político