El principal argumento de Twitter para rechazar esa petición se basa en la libertad de expresión que, a su juicio, protege a los usuarios de la red social y que incluye también a los que se esconden bajo identidades “anónimas” o “seudónimas”.

Los Ángeles (EU), 6 de abril (EFE).- Twitter demandó hoy al Gobierno de EU y se negó a facilitarle la identidad real de la persona o las personas que se ocultan tras una cuenta de esta red social contraria a las políticas del Presidente Donald Trump.

Así lo estipuló la compañía tecnológica en una denuncia presentada hoy en un tribunal federal de San Francisco contra el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en la que exige que se respete la libertad de expresión.

La disputa legal gira en torno a @ALT_USCIS, una cuenta en Twitter que, presuntamente, administran de manera anónima empleados actuales o ex trabajadores del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) y en la que publican contenido contrario a las medidas e ideas de Trump.

En la descripción de su perfil, @ALT_USCIS se define como “resistencia de inmigración” e incluye el término “altgov”, referente a “gobierno alternativo”.

“@ALT_USCIS ha criticado frecuentemente las políticas inmigratorias del nuevo Gobierno, ha resaltado lo que el usuario ve como un historial de desperdicio y mala gestión del USCIS y el DHS, y ha difundido hechos que el usuario describe para poner en cuestión las políticas del Ejecutivo”, aseguró Twitter en la demanda.

Siempre de acuerdo con lo expuesto por Twitter, el Gobierno envió a la compañía el 14 de marzo un citatorio administrativo pidiendo a la red social que proporcionara la identidad de la persona detrás de @ALT_USCIS o información que facilitara desenmascararla.

El principal argumento de Twitter para rechazar esa petición se basa en la libertad de expresión que, a su juicio, protege a los usuarios de la red social y que incluye también a los que se esconden bajo identidades “anónimas” o “seudónimas”

“En estas circunstancias, los acusados (DHS y CBP) no pueden obligar a Twitter a revelar información respecto a las identidades reales de estos usuarios sin demostrar primero que se ha cometido algún tipo de delito criminal o civil”, añadió la demanda.

Twitter afirmó además que, desde la toma de posesión de Trump en enero, han surgido varias cuentas que, como @ALT_USCIS, divulgan bajo identidades anónimas presunta información y datos acerca de las actividades y el trabajo de diferentes agencias gubernamentales.

La apariencia de este tipo de cuentas se asemeja lo máximo posible a los perfiles oficiales de los departamentos y las agencias a los que critican, aunque especifican en sus descripciones en Twitter que no son portavoces gubernamentales sino voces de oposición.

Por su parte, la Unión para las Libertades Civiles en América (ACLU) afirmó hoy, a través de su perfil en Twitter, que defenderá en la corte los derechos de este usuario a la libre expresión de forma anónima al tiempo que saludó la reacción de la compañía tecnológica por rechazar los requerimientos de las autoridades.


También te puede interesar

via Sin embargo