ALERTA: el semanario ZETA de Tijuana advierte que un capo de los Arellano Félix planea atacar al medio

Investigadores de México y Estados Unidos informaron que José Roque García, ligado al supuestamente extinto cártel de los Arellano Félix , regresó a Tijuana con la intención de restablecer la organización criminal. Las autoridades del estado no han dado a conocer cómo, cuándo y por qué el presunto narcotraficante fue liberado.

Ciudad de México, 7 de abril (SinEmbargo).- José Roque García, presunto integrante del cártel de los Arellano Félix a quien se le perdió la pista desde 2009, está de regreso en Tijuana, Baja California, no sólo para disputarse la plaza con el Jalisco Nueva Generación (CJNG), también para atentar contra el semanario ZETA.

De acuerdo con una denuncia hecha por el medio, el pasado miércoles 5 de abril, la codirección de ZETA fue informada de que un grupo binacional de inteligencia en la persecución de grupos del narcotráfico y el crimen organizado, captó la amenaza de Roque García de “acabar con el semanario”.

“Atacar el edificio del periódico no es el único plan criminal de este hombre identificado como originario del Barrio Logan de San Diego. Lo suyo es una serie de actos de violencia de alto impacto, en un intento de demostrar poderío criminal y arrebatarle la ciudad al CJNG y al Cártel de Sinaloa, para recuperarla para el Cártel Arellano Félix, que él pretende encabezar una vez aprehendidos quienes fueron sus dirigentes criminales: Francisco Javier Arellano Félix ‘El Tigrillo’ [2006] y Fernando Sánchez Arellano ‘El Ingeniero [2014]”, advirtió este viernes ZETA.

Esta no es la única amenaza de la que ZETA ha sido víctima en los últimos meses. El pasado 25 de noviembre, en la edición 2226, el semanario publicó una serie de fotografías y nombres de los criminales más buscados en Baja California, entre ellos, integrantes del Jalisco Nueva Generación.

Roque García fue detenido junto con Eric Ballesteros Estrada y Jaime Ocampo Morineau en mayo de 2004, cuando tenía 26 años de edad. Admitió haber asesinado a personas, a algunas las deshizo en ácido, así como traficar con droga y extorsionar a comerciantes.

El caso fue ligado al cártel de los Arellano Félix y atraído por la Procuraduría General de la República (PGR). Roque García ingresó al penal de El Hongo, en Mexicali, pero unos años después obtuvo su libertad. Para 2009, elementos del Ejército lo volverían a aprehender en operativos de búsqueda de integrantes de dicha organización.

En los años siguientes poco se supo de él, hasta este año, cuando autoridades de México y Estados Unidos comenzaron a buscarlo.

ZETA destaca que “apoyado con recursos ilícitos y por agentes corruptos de la Policía Ministerial de Baja California, José Roque García ha regresado a Tijuana y, relatan investigadores binacionales, su intención es restablecer el [cártel de los Arellano] sin la ayuda del CJNG”.

A pesar que autoridades de ambos países han declarado en sobradas ocasiones que el cártel ha sido desmantelado, integrantes de las distintas células de los Arellano Félix en sus diferentes etapas “son quienes se reúnen para intentar revivir la disminuida organización”.

Autoridades de Baja California no han proporcionado información de cómo, cuándo y por qué Roque García fue liberado. También se desconocen los nombres de los asociados criminales de García y la forma en la que ha corrompido -de acuerdo con la investigación nacional- a policías ministeriales que ahora sirven a sus ilícitos propósitos.

“Una vez más, ZETA está bajo amenaza y en esas condiciones ejerce el periodismo de investigación, en un país que es riesgoso para el desarrollo del oficio. México, donde tan sólo en el sexenio de Enrique Peña Nieto 30 periodistas han sido asesinados -de acuerdo con la organización Artículo 19-, convirtiendo a nuestra República en uno de los cinco países más peligrosos para el ejercicio libre del periodismo”, señaló el medio.

 


También te puede interesar

from
via Sinemabargo

abril 7th, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: