El expresidente francés Nicolas Sarkozy solicitó hoy el voto de los electores para el candidato conservador a la Presidencia, François Fillon, en un intento por cerrar filas en torno a quien, a su juicio, es el único con la experiencia para llevar a cabo con éxito la “alternancia” que Francia necesita.

Su mensaje de unidad, publicado en las redes sociales, se ha interpretado en los medios como una tentativa por acabar con las dudas que han rodeado la candidatura de Fillon desde que a finales de enero saltara el escándalo por los supuestos empleos ficticios atribuidos a su mujer y dos hijos, por los que ha sido imputado.

“La unión al servicio de una alternancia franca y creíble es un deber para todos aquellos que comparten nuestros valores. Es la condición para la vuelta de la confianza. No hay lugar para la indecisión”, dijo Sarkozy, que se enfrentó contra su ex primer ministro Fillon en las primarias del centro-derecha.

El antiguo jefe de Estado (2007-2012) recordó que “cada voto cuenta” y tiene que hacerse todo para evitar que los franceses deban decidir en la segunda vuelta de los comicios el 7 de mayo entre “dos aventuras sin salida”.

En primer lugar, “la de una nueva ilusión encarnada por un candidato cuya responsabilidad en los fracasos económicos del actual quinquenio es clara”, dijo en alusión al socioliberal Emmanuel Macron.

Y junto a ella, y en referencia a la ultraderechista Marine Le Pen, un proyecto “alimentado por la irresponsabilidad y la demagogia, que conduciría a consecuencias catastróficas para el nivel de vida de los franceses y para el futuro de Europa”.

“Insto por tanto a todos los franceses a movilizarse para la victoria de las ideas de la derecha republicana y del centro, las únicas capaces de permitir la recuperación de Francia”, concluyó Sarkozy, cuya relación distante con su ex número dos es conocida.

//platform.twitter.com/widgets.js

Efe

via La Razón España