La oposición venezolana se ha manifestado esta última semana en rechazo a unas sentencias que emitieron siete magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en las que despojaban al Parlamento de sus funciones, aunque luego las suprimieron parcialmente.

La marcha, que fue congregando a miles de manifestantes en la avenida Francisco de Miranda, en el este de Caracas, se dirigía hacia la sede de la Defensoría. Foto: EFE.

Caracas, 8 de abril (EFE).- La Policía Nacional Bolivariana (PNB) de Venezuela impidió hoy nuevamente el paso de la manifestación opositora hacia la sede de la Defensoría del Pueblo, en el centro de Caracas, por lo que comenzaron los enfrentamientos con los manifestantes y el uso de gases lacrimógenos por parte de la PNB.

La marcha, que fue congregando a miles de manifestantes en la avenida Francisco de Miranda, en el este de Caracas, se dirigía hacia la sede de la Defensoría -que preside el Poder Ciudadano- para protestar por el rechazo de esta instancia a actuar contra los magistrados del Supremo, condición indispensable para que el Parlamento pueda proceder contra ellos.

El diputado opositor Juan José Mejías señaló que, a pesar de los gases lacrimógenos, se mantendrán en la calle expresándose “pacíficamente”.

“Seguiremos intentándolo cuantas veces sea necesario hasta que venzamos el piquete (de la policía) y lleguemos a nuestra meta”, afirmó.

Tras desatarse los enfrentamientos, la dirigente opositora María Corina Machado se dirigió a la autopista Francisco Fajardo, principal arteria vial de la ciudad, con un grupo de manifestantes, lo que paraliza parcialmente el tráfico de la capital.

El primer vicepresidente del Parlamento, Freddy Guevara, encabeza otro grupo de personas, que se trasladó hasta la avenida Andrés Bello, paralela a la avenida Libertador, para intentar mantener su camino hacia la Defensoría.

Entretanto, parte de la manifestación se mantiene en la avenida Libertador, donde comenzaron los gases lacrimógenos y que conecta el este con el centro de la capital venezolana.

La oposición venezolana se ha manifestado esta última semana en rechazo a unas sentencias que emitieron siete magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en las que despojaban al Parlamento de sus funciones, aunque luego las suprimieron parcialmente.

El Parlamento -de mayoría opositora- calificó de “golpe de Estado” la actuación del Supremo y dio inicio a un proceso de remoción de los juristas que firmaron las sentencias.

Para llevar a cabo este proceso, se requiere que el Poder Ciudadano califique de “falta grave” la actuación de los magistrados, solicitud que el defensor del Pueblo venezolano, Tarek William Saab – que preside este Poder-, ya informó de que fue declarada improcedente.

El Parlamento continúa llamando a los venezolanos a manifestarse en contra de ese “golpe” y solicitan a la Defensoría su respaldo para proceder a “defender la Constitución”, por lo que desde el jueves han intentado llegar hasta su sede en Caracas, infructuosamente.


También te puede interesar

via Sin embargo