El Gobierno egipcio destituye a dos jefes locales de seguridad tras los atentados

El ministro egipcio de Interior, Magdi Abdelgafar, destituyó de sus cargos a los jefes de Seguridad y de Investigación Criminal de la provincia de Al Garbiya, después de que se registrara hoy en su capital, Tanta, un atentado contra una iglesia cristiana copta, en el que murieron al menos 27 personas.

Sobre las destituciones, la agencia oficial de noticias egipcia MENA informó de que el general Hosam Jalifa, que dirigía el departamento de Seguridad provincial de Al Garbiya, fue trasladado al Consejo General del Ministerio y será sustituido por el general Adel Hasuna.

Asimismo, el jefe de Investigación Criminal, Ibrahim Abdelgafar, fue trasladado a la Dirección de Seguridad de la vecina provincia de Sharquiya, en el delta del Nilo, y su puesto lo ocupará el general Ayman Sayed Laquima.

Por otra parte, Abdelgafar participó en una reunión urgente en la Dirección de Seguridad de Al Garbiya, junto con varios de sus ayudantes, para seguir el desarrollo de los acontecimientos.

Por su parte, el presidente de Egipto, Abdelfatah al Sisi, ordenó hoy al Ejército la protección de las instalaciones vitales en todas las provincias del país, tras los atentados contra dos catedrales del norte de Egipto, en los que murieron al menos 43 personas.

Según varios medios de información oficiales, Al Sisi ha ordenado a unidades de las fuerzas especiales del Ejército a que se desplacen inmediatamente a las instalaciones vitales del país, para ayudar a las fuerzas del ministerio de Interior a su protección.

Al menos 45 personas murieron hoy y otras 118 resultaron heridas en dos atentados contra dos catedrales egipcias, según el último balance del Ministerio egipcio de Sanidad.

Treinta y ocho personas perdieron la vida y 77 resultaron heridas en un primer ataque contra el templo de San Jorge, en la ciudad de Tanta, a 120 kilómetros al norte de El Cairo.

Una explosión se registró durante la misa del Domingo de Ramos, que marca el comienzo de la Semana Santa para los coptos, minoría cristiana que representa cerca del 10 % de la población egipcia.

Un segundo atentado tuvo lugar poco después contra la catedral de San Marcos, en la ciudad costera de Alejandría, donde al menos 16 personas perecieron y 41 resultaron heridas, de acuerdo con el recuento del departamento de Sanidad.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) asumió, a través de su agencia de información Amaq, la autoría de los dos atentados, en un breve comunicado difundido en redes sociales y cuya veracidad no ha podido ser comprobada.

La filial egipcia del EI también reivindicó la autoría del ataque del pasado 11 de diciembre contra la iglesia de San Pedro, ubicada junto a la catedral de El Cairo, en el cual veintiocho fieles murieron en una explosión provocada por un terrorista suicida.

Efe

via La Razón España

abril 9th, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: