El Papa Francisco condenó hoy el atentado perpetrado dentro de una iglesia cristiana copta en la ciudad egipcia de Tanta, al norte de El Cairo, en el que han muerto al menos 22 personas, y pidió que el Señor convierta “el corazón de las personas que siembran terror, violencia y muerte”.

Jorge Bergoglio también expresó su pésame a los familiares de las víctimas, a los heridos y a la población egipcia, y les aseguró que están en sus oraciones, momentos antes de rezar el Ángelus en la Plaza de San Pedro del Vaticano. El papa ha presidido hoy la tradicional celebración litúrgica del Domingo de Ramos y la Pasión del Señor con la que ha dado inicio a los ritos de la Semana Santa.

via La Razón España