Trump, dispuesto a «tomar medidas» para echar a Asad del poder en Siria

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, ha asegurado que no existe solución política alguna para el conflicto en Siria “si el presidente Bashar al Asad continúa en el poder” y ha expresado que las autoridades estadounidenses están dispuestas a “hacer algo más” al respecto.

“No hay ningún tipo de opción para una solución política en Siria si Al Asad continúa al frente del régimen. No creo que vaya a haber un Gobierno pacífico y estable en Siria si él continúa en el poder”, ha aseverado Haley en una entrevista de la cadena de televisión CNN.

Haley ha advertido de que la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, está dispuesta a poner en marcha una serie de operaciones en Siria, donde la salida del poder del dirigente sirio se ha convertido en una prioridad para Washington.

El viernes, Trump ordenó un ataque aéreo contra la base de Al Shairat en respuesta a un ataque químico atribuido a Damasco. “Estados Unidos tomó una decisión importante la otra noche y estamos preparados para hacer más, aunque esperamos que esto no sea necesario”, ha aseverado Haley en relación con el que supone el primer golpe directo de Estados Unidos contra el régimen sirio desde que comenzó la guerra.

“Es el momento de que todas las naciones civilizadas se unan para detener los horrores que están teniendo lugar en Siria y exijan una solución política”, ha indicado. “Lo que suceda a continuación dependerá de cómo responda la comunidad internacional a los últimos acontecimientos”, ha añadido Haley.

El miembro de la delegación de Siria ante la ONU Mounzer Mounzer ha asegurado en el marco de una sesión especial de Naciones Unidas sobre Siria que Damasco no ha utilizado armas químicas y que “nunca las usaría en operaciones contra grupos de terroristas”.

“Debemos asegurarnos de que nos movemos hacia una solución política que nos permita hallar al fin la paz en la región”, ha asegurado la embajadora estadounidense, que ha señalado que “todas las partes se darán cuenta de que Al Asad no es el líder que Siria necesita”.

“Hay múltiples prioridades en la zona. Una es lograr la salida de Al Asad del poder. Otra es acabar con el grupo terrorista Estado Islámico. También hay que deshacerse de la influencia iraní. Es una situación complicada”, ha explicado.

via La Razón España

Abril 9th, 2017 by
A %d blogueros les gusta esto: