La injerencia rusa en Cataluña centra el debate en el Parlamento Europeo

Las relaciones entre los Veintiocho y Moscú nunca han sido fáciles. Pero la sospecha de que el Kremlin está utilizando sus aparatos de propaganda para desestabilizar al bloque comunitario ha pasado a convertirse en certidumbre. El Parlamento Europeo celebró ayer un debate sobre la injerencia rusa en los países europeos y el Comisario para la Unión de Seguridad, Julian King, denunció la existencia de “al menos 3.000 ejemplos de hechos falsos diseminados por el gobierno ruso” que según el Comisario británico constituyen “un tipo de fuerza armada”.

Aunque el debate de ayer del hemiciclo europeo no llevó aparejado ninguna resolución común sobre posibles medidas, sirvió para hacer un valoración de los pasos dados por Bruselas y la máxima preocupación política en vísperas de nuevos comicios electorales en Italia y Hungría.

Unas iniciativas insuficientes para muchos eurodiputados que denunciaron la falta de medios con los que cuentan las instituciones europeas. Para el jefe de filas de los populares españoles, Esteban González Pons, la UE sólo cuenta para defenderse con “un millón de euros de presupuesto” y un equipo de 17 personas “frente a mil millones de euros al año” del Kremlin a medios públicos, en referencia a la unidad impulsada en el año 2015 por el Servicio de Acción Exterior Europeo para detectar propaganda rusa y de Daesh. A pesar de la denuncia de Pons, este grupo contará este año por vez primera con una partida presupuestaria propia y ha visto incrementados sus fondos en 300.000 euros frente a la cantidad inicialmente prevista. Además, este lunes se puso en marcha en Bruselas un grupo de trabajo formado por 40 expertos de diferente ámbitos que tiene como objetivo analizar el impacto y definición de las denominadas fake news y presentará una propuesta esta próxima primavera. El presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron también ha dado un paso al frente al anunciar la promulgación de una nueva ley este año, aunque Bruselas prefiere una estrategia común como modo de evitar la fragmentación de diferentes marcos regulatorios.

A pesar de esta multiplicación de propuestas, para los eurodiputados los pasos dados hasta ahora no son suficientes y llegan tarde. “Lamento que las capacidades de la Unión Europea están infrafinanciadas y no cuentan con la suficiente plantilla. La Comisión Europea y el Servicio de Acción Exterior no han oído las alarmas que en este Cámara y las capitales europeas han estado emitiendo desde la guerra de Ucrania” denunció la eurodiputada letona del Partido Popular Sandara Kalniete. Aunque el debate de ayer se produjo a iniciativa del Partido Popular Europeo, socialistas y liberales estuvieron de acuerdo. Para el eurodiputado socialista Juan Fernando López Aguilar, “es imprescindible que la UE invierta recursos y se equipe para hacer frente a esta amenaza que es absolutamente real”.

Injerencia en Cataluña

El poder de la propaganda rusa ha sobrevolado sobre referéndum de salida de la UE del bloque europeo, la victoria de Donald Trump y los comicios en Cataluña. González Pons denunció “más de 4.800 robots que difundían de forma constante información falsa o manipulada en Internet” con el fin de promover las tesis secesionistas y que “algunas televisiones rusas” abrieron sus informativos en España “con carros de combate y de tanques dirigiéndose hacía Barcelona”. También Aguilar se pronunció sobre las “miles de cuentas radicadas en Rusia” para atacar los valores de las sociedades democráticas y en el caso catalán “sembrar el caos y confusión, favoreciendo la causa de la secesión”.

El eurodiputado de Izquierda Unida, Javier Couso, sin embargo, tachó de paranoia estas informaciones y aseguró que están origjnadas a “la patética obsesión de los medios de la derecha europea”. Según Couso, el jefe de Ciberseguridad del Centro Nacional de Inteligencia reconoció en el mes de noviembre no haber detectado “ningún ciberataque ruso”.

via La Razón España

enero 17th, 2018 by
A %d blogueros les gusta esto: