Los tigres ya andan sueltos: El Ejército y la Marina

López Obrador, candidato de la coalicón “Juntos Haremos Historia” saluda a reporteros tras su arribo a la sede del INE. Foto: Saúl López/Cuartoscuro

El colapso del PRI llevó a algunos votantes a tomar partidos, ya sea por el México de los cleptócratas, el de los narcos o el de los corruptos, saliéndose del closet de la moralidad cristiana.

Sólo quienes están dispuestos a defender al Leviatán horripilante que imaginó Hobbes, y al que dieron vida Calderón y Peña Nieto, se asustan con el tigre que mencionó AMLO, y le inventan miles de interpretaciones fantásticas e impresionantes.

Pero ya se soltaron otros tigres, en 2006 y que seguían sueltos en 2012, mucho más peligrosos y que han provocado las muertes de más de 200 mil mexicanos, de forma directa o indirecta.

En 2006, muchos ingenuos creían que AMLO podría quitarles su casa o recoger a sus niños, pero nadie se atrevía a pensar que perderíamos la capacidad del libre tránsito y la tranquilidad de vivir en paz en nuestro barrio; menos aún pensaban que un número tan alto de mexicanos perderían la vida.

Esos tigres acabaron por despertar a las otras fieras que forman parte de la fauna mexicana y convirtieron el territorio nacional en un campo de batalla. Para muchos mexicanos nuestras vidas se dividen en antes y después de 2006.

Hoy, al ver lo que ganamos y lo que perdimos en aquellos años, acabamos perdiendo; ¿Con qué nos quedamos al fin y al cabo? ¿Internet, celulares, redes sociales? Eso también lo tienen ahora los haitianos y los congoleños.

¿Qué perdimos? La paz interior, el respeto a las instituciones, la Iglesia, el petróleo, los derechos laborales, además de que la educación pública, el salario real de millones de obreros y la producción de alimentos quedaron muy deteriorados… y 200 mil mexicanos perdieron la vida.

Esto nos hicieron las fieras que soltaron los que hoy se asustan con las frases de Andrés Manuel, y después de todo lo que nos han hecho en estos doce años ya poco nos puede quitar un Gobierno socialdemócrata como el que nos anuncia Morena.

Los ciudadanos mexicanos no pudimos hace más de una década frenar los destrozos de la fauna que se adueñó del país, pero los políticos pueden ahora evitar soltar al tigre de la indignación nacional, simplemente deben llevar las elecciones de forma limpia y confiable, y así todos ganamos.

via Sin embargo

marzo 20th, 2018 by
A %d blogueros les gusta esto: