4 contras a la descentralización de gobierno que propone AMLO, según la Coparmex

<![CDATA[

CIUDAD DE MÉXICO – La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) señaló cuatro inconvenientes de la propuesta del presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, sobre descentralizar las secretarías del gobierno federal para el próximo sexenio.

El organismo patronal dijo en un comunicado que la reubicación de las Secretarías federales a lo largo del país tendría como primera desventaja el costo económico y el tiempo en que se llevaría a cabo.

De acuerdo con la Coparmex, el equipo de López Obrador calcula el reacomodo en 127,000 millones de pesos (mdp), equivalentes al presupuesto de la Secretaría de Salud para el 2018, además de que parece “improbable” que en seis años se logren mudar “las 31 Secretarías y dependencias federales que se han mencionado en la iniciativa”.

El segundo inconveniente, según la organización, sería la selección de los inmuebles. A pesar de que el gobierno federal cuenta con 116 inmuebles desocupados en 25 estados, estos “no cuentan con las características necesarias de funcionalidad, ni la ubicación adecuada para albergar una dependencia”.

La tercera dificultad que enlista la Coparmex se refiere al reto de retener el capital humano que colabora en las dependencias actualmente. “El cambio de adscripción, implicaría que muchos mandos medios, equipos técnicos especializados, y servidores públicos de carrera, cuyo talento en un verdadero activo del Gobierno Federal, decidan separarse de sus funciones”, dice el documento.

La Coparmex pide tomar en cuenta que este desplazamiento implica también a las familias de los funcionarios, por lo que se requiere planeación estratégica e inversión en infraestructura de las ciudades receptoras, para garantizar a los servidores públicos y sus familias, condiciones adecuadas de empleo, vivienda, transporte, educación y salud.

Por último, la organización empresarial señala que en cuestión de agilidad de los trámites en las dependencias, los efectos del desplazamiento serían marginales. Los trámites seguirán siendo los mismos, solo que las gestiones tendrán que ser realizadas ahora desde un lugar distinto, generando nuevos costos de desplazamiento y pérdida de eficiencia.

La solución al centralismo “que asfixia” al país, está en la eliminación y simplificación de trámites, dotar de facultades a las unidades regionales de las dependencias, en celebrar convenios de servicios con gobiernos estatales y en inversión en tecnología.

“(…) exhortamos tanto a la próxima administración federal como a los nuevos legisladores, a que se realicen todos los estudios pertinentes (…) Con ello, deberá de abrirse un amplio debate técnico, a la vista de la sociedad, y de ser el caso, se rectifique en la propuesta, si determina que el proyecto no aporta al País los beneficios esperados”, concluye el comunicado.

]]>

via Expasión

septiembre 10th, 2018 by
A %d blogueros les gusta esto: