Código LEI en instituciones financieras, obligatorio para derivados

<![CDATA[

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión).- El código LEI (Legal Entity Identifier) es un elemento alfanumérico compuesto de 20 números que funciona como un identificador digital que da certeza a las instituciones financieras en el mundo. En el país, el Banco de México anunció que a partir de agosto de 2018 tendrá que ser obligatorio su uso para algunas instituciones financieras, principalmente aquellas enfocadas en derivados y para intermediarios financieros, como son casas de bolsa.

Su uso además podría estar unido a otra tecnología: blockchain, pues los alcances de esta última en el uso de identificadores podrían garantizar la seguridad de contratos entre dos partes y la claridad de las empresas que realicen transacciones financieras.

De acuerdo al Banco de México el código LEI fue una iniciativa del G-20 que busca dar más exposición de la información de los participantes del mercado, la identificación de las entidades que usan para realizar transacciones y sus conexiones financieras.

Eduardo Aldave Fuentes Calvo, Director de Administración y Finanzas de GS1 México, empresa enfocada en generar el código LEI de las entidades financieras que lo requieran, precisa que esta necesidad por verificar a las instituciones financieras surgió en la crisis financiera del 2008 y que uno de sus principales objetivos es “señalar los riesgos financieros y la información de las empresas que decidan participar en los mercados”.

Tal vez te interese:

Alguna empresas en el mundo ya utilizan este sistema de identificación y lo han combinado con blockchain, sobre todo para usar contratos inteligentes.

En el Reino Unido las instituciones financieras Barclays, Credit Suisse, KBC, SIX, Thomson Reuters y UBS promovieron la iniciativa MiFID II que trata de legislar y proteger las inversiones de los jugadores financieros y se logren tener los datos de las empresas participantes en un esquema seguro, flexible y transparente.

“Esta estandarización podrá ayudar al sector financiero y a otras industrias a contar con un identificador que les reduzca costos operativos, al evitar mapeos entre identificadores de múltiples sistemas” señala Fuentes Calvo, quien asegura que las empresas empiezan a ver su potencial de uso y se han acercado a buscar asesoría sobre el tema.

En México la obligatoriedad sobre el tema es regulada por el Banco de México, quien precisa que a partir del 3 de septiembre las instituciones de crédito, las casas de bolsa, almacenes generales de depósito, fondos de inversión, sociedades financieras de objeto múltiple que mantengan vínculos patrimoniales con una institución de banca múltiple tendrán que utilizarlo.

Además la Financiera Nacional de Desarrollo Rural, Agropecuario, Rural, Forestal y Pesquero también tendrá que contar con su código LEI para lograr hacer transacciones.

“Aunque no tengo conocimiento de ninguna sanción, el uso de este código empieza a ser regulado por Banxico y por instituciones fuera del país, quienes ven el potencial de este identificador como un paso de transparencia y seguridad en las transacciones financieras de estas instituciones financieras” señala Fuentes Calvo.

BLOCKCHAIN Y LEI

Muchas empresas empiezan a utilizar el blockchain dentro de sus industrias, en el caso de las industrias financieras el uso de criptomonedas, como Bitcoin, o la aplicación de identificadores digitales como LEI, podría potenciar esta aplicación, de acuerdo a la misma agencia global que regula a los identificadores digitales: la Global Legal Entity Identifier Foundation (GLEIF).

La GLEIF es una organización sin fines de lucro creada para respaldar la aplicación y uso del código LEI. fundada en 2014 por el Financial Stability Board busca certificar y revisar los diversos usos que podrían generarse con este identificador. En este último sentido destaca que blockchain podría ser una herramienta complementaria para las instituciones financieras.

“Cualquiera que esté familiarizado con la tecnología sabrá que esto no es simplemente una palabra de moda, sino de hecho un caso de uso potencialmente aplicable para el LEI en los próximos años, y es uno que ha tenido eco en la comunidad desde hace un tiempo con la visión de hacer el LEI más eficiente” precisa la organización.

Lee:

El potencial de uso está en las unidades locales (LOU), pues se trata de las personas morales que cuentan con la acreditación de GLEIF para emitir códigos.

Cuando una entidad se registra con una LOU, a menudo hay un corto período de espera antes de que aparezca en varias herramientas de búsqueda en línea. Dado que la naturaleza del LEI es que es un producto digital, todos los datos se almacenan en línea entre entidades separadas, y la información puede no coincidir en ocasiones, y puede ser inconsistente en las herramientas de búsqueda.

“Puede darse el caso de que todos los datos se puedan descentralizar con blockchain y cualquier cambio realizado en un sistema se corregirá automáticamente en los demás en tiempo real” precisa GLEIF.

]]>

via Expasión

septiembre 10th, 2018 by
A %d blogueros les gusta esto: