El robo de gas LP, una ‘bomba de tiempo’

<![CDATA[

PUEBLA, Puebla (Expansión) – Los huachicoleros, como se conoce a los traficantes de gasolina, no solo extendieron su negocio al robo a trenes sino también a saquear ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) de gas LP.

Desde el año 2012, cuando se registraron las primeras cinco tomas clandestinas en la entidad al cierre del año pasado, el aumento en esta actividad fue del 1,120%, de acuerdo con información obtenida por Expansión vía transparencia.

Tan solo en los primeros seis meses de este 2018, se registraron 41 ordeñas.

Las autoridades reconocen que esta actividad ligada al crimen organizado pone en peligro a familias que viven cerca de los tubos, tal como ocurrió la madrugada de este miércoles, cuando 2,500 familias de 10 colonias de la capital poblana fueron desalojadas por riesgo de explosión, debido a que los ladrones dejaron abierta una toma de gas.

Además, en 95 escuelas se suspendieron clases, afectando a 20,849 estudiantes, según la Secretaría de Educación Pública (SEP) local.

Robo de gas LP, un negocio millonario

Entre 2012 a 2017 el número de veces que los huachicoleros perforaron un ducto para robar gasolina creció de 92 a 1,443, según información encontrada en la página de Pemex y aunque el crecimiento del robo de gas LP no ha alcanzado esos niveles, este negocio se multiplicó de manera exponencial.

Año tras año se elevó el número de ordeñas desde 2012. En ese año se reportaron 5 ordeñas; 17 en 2013; 39 en 2014; 28 en 2015; 53 en 2016; 61 en 2017, y 41 entre enero y junio de este año.

El robo de la industria del gas licuado de petróleo, se concentra principalmente en Puebla, Tlaxcala y Veracruz, por lo que es urgente que las autoridades refuercen la vigilancia, consideró Octavio Pérez Salazar, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas LP y Empresas Conexas (Amexgas) en entrevista telefónica.

El empresario recordó que desde mayo pasado alertó del riesgo que representa esta actividad en colonias populares asentadas cerca o sobre los ductos de Pemex, pues este atraco se ha convertido en un negocio millonario para las bandas.

Según los números que dio, al mes los huachicoleros de Gas LP ganan hasta 40 millones de pesos por el robo de 2,285 toneladas del combustible a lo largo del ducto que cruza por esos tres estados.

“Debido a que el robo de gas LP requiere de herramientas más sofisticadas para robar, más que el de los líquidos, el peligro de explosiones es mucho mayor. Por eso es importante atender el problema”, alertó.

Según información de Pemex, habitantes del municipio de Puebla fueron los que más denuncias presentaron entre 2012 a 2015 por robo de gas LP con 84 quejas.

“Dios mío, esto va a explotar”

Yolanda Suárez, forma parte de los habitantes de la colonia Villa Frontera, Puebla, que desalojaron sus viviendas alrededor de las 4:30 horas de este miércoles cuando les llegó un fuerte olor a gas.

En su caso, narró que un vecino pasó a tocar su puerta para que ella y sus hijos despertaran y se salieran de ahí.

“Decíamos: Dios mío, esto va a explotar”, indicó al recordar el caos que se vivió en la zona durante la madrugada mientras corrían con sus hijos en medio de una nube de gas.

Al igual que ella, las 2,500 personas regresaron a sus casas después del medio día. Una imagen que se hizo viral en redes sociales fue la de un joven que a pesar de que ya los habían evacuado, rompió los protocolos de seguridad para regresar por su perro.

]]>

via Expasión

septiembre 13th, 2018 by
A %d blogueros les gusta esto: