Category: Interes General

septiembre 21st, 2017 by CentralCancún

El presidente de EEUU, Donald Trump, dejó hoy a sus aliados en vilo al anunciar, sin revelarla, que ha tomado una decisión sobre la participación de su país en el acuerdo nuclear firmado con Irán en 2015, un pacto que, según su Gobierno, «claramente no ha cumplido sus expectativas».

«Ya he decidido», dijo Trump a los periodistas sobre el acuerdo iraní durante una de sus reuniones en Nueva York, donde se encuentra con motivo de la Asamblea General de la ONU.

El mandatario no quiso revelar su decisión, y horas más tarde, el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, aseguró que no la ha compartido ni con él ni con la líder de otro de los países firmantes del pacto, la primera ministra británica Theresa May, quien le preguntó sin éxito al respecto durante una reunión bilateral.

«Dejará que la gente lo sepa cuando él crea que es útil que lo sepan», aseguró Tillerson en una conferencia de prensa en Nueva York.

Un día después de que Trump asegurara que el acuerdo nuclear es «una vergüenza» para Estados Unidos, Tillerson participó en un encuentro ministerial junto a Irán y las otras cinco potencias internacionales que negociaron el pacto (Francia, Reino Unido, Alemania, Rusia y China).

La cita marcó su primer encuentro con el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, con quien aseguró haber conversado en un «tono muy profesional, sin gritos», aunque ambos ven el pacto nuclear «de forma muy diferente».

Tillerson, que este martes aseguró que el objetivo de Trump es renegociar el acuerdo multilateral, restó importancia a la declaración del presidente iraní, Hasan Rohaní, de que no accederá a reabrir el pacto.

«Como alguien que lleva mucho tiempo negociando cosas, he aprendido algo: Nunca digas nunca. Y que las cosas siempre se ven oscuras antes de conseguir un avance», aseguró Tillerson al respecto.

El jefe de la diplomacia estadounidense reconoció que, «desde un punto de vista técnico», Estados Unidos considera que Irán está cumpliendo con el acuerdo, y que todos los asistentes al encuentro estuvieron de acuerdo en ese punto, tal y como había adelantado poco antes la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

«Los informes del OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica) indican y confirman que Irán está cumpliendo técnicamente el acuerdo, y nadie en la mesa (de la reunión) puso objeciones a eso», aseguró Tillerson.

Las objeciones de Estados Unidos, continuó, están en el plano político, porque considera que las «expectativas» que tenían las potencias cuando firmaron el acuerdo en 2015 «claramente no se han cumplido».

«Había una expectativa clara de que la conclusión del acuerdo acabaría con una grave amenaza a la región, y al hacerlo, las partes podrían buscar una región más estable y más pacífica. Desgraciadamente, desde que se confirmó el acuerdo, no hemos visto eso en absoluto», argumentó Tillerson.

Irán «ha seguido apoyando al régimen de (Bachar al) Asad» en Siria, mantiene «actividades cibernéticas maliciosas», hace ensayos con «misiles balísticos» y ha «creado inestabilidad en Yemen, Siria e Irak», además de actuar «de forma provocativa en el Golfo Pérsico».

A ello se suma, añadió, que el presidente estadounidense, Donald Trump, considera «inaceptables» los plazos de entre 10 y 25 años marcados en el acuerdo nuclear, tras los cuales se eliminarán algunas de las restricciones impuestas sobre Irán a cambio del levantamiento de sanciones internacionales.

Se espera que Trump anuncie su decisión sobre el pacto nuclear como tarde a mediados de octubre, cuando se cumple un plazo marcado por el Congreso por el que la Administración debe informarle periódicamente sobre el grado de respeto de Irán al pacto.

Aunque, mientras tanto, Trump ha multiplicado sus críticas al acuerdo y ha dado a sus aliados la impresión de una posible salida del pacto, Tillerson defendió que la estrategia adoptada por el mandatario es «la correcta».

«Está actuando de manera deliberada y ha escuchado argumentos de ambos lados», garantizó el titular de Exteriores. EFE

via La Razón España

Posted in Interes General Tagged with:

septiembre 21st, 2017 by CentralCancún

“Hoy el país no vive una crisis económica como la de la década de 1980, pero desde entonces ha vivido en el estancamiento…” Foto: Pablo Ramos, Cuartoscuro

Inevitable el recuerdo de lo ocurrido 32 años antes, cuando el colapso urbano fue mayor. Las escenas del martes fueron como una sacudida a la memoria de la tragedia ahora repetida en escala menor, pero no por ello menos dolorosa. De nuevo, amistades que lo han perdido todo, escenas terribles de derrumbes, solidaridad desbordada que busca organizarse, pasmo de las autoridades de la ciudad, que a pesar de tres décadas parecen haber aprendido bien a hacer simulacros, pero que actúan con torpeza y lentitud ante la realidad catastrófica.

Un par de horas antes del terremoto del martes, Miguel Mancera se llenaba la boca al decir que la Ciudad de México era ahora mucho más “resiliente” –terminajo de moda– que cuando los sismos de 1985. Sin embargo, apenas minutos después la ciudad se hundía en el caos, sin que se viera a la policía resolviendo los atascos ni a las brigadas de protección civil llegando las primeras a los edificios colapsados donde, como entonces, fue la respuesta espontánea de voluntarios la que comenzó a hacerse sentir para poner manos a la obra en el rescate.

Habrá que esperar a ver el impacto de los terremotos de este septiembre en el ánimo social. Hace tres décadas, la tragedia y la sensación de empoderamiento que la respuesta solidaria generó en la sociedad civil, mientras la parálisis del gobierno se hacía evidente, influyeron en buena medida en el clima de cambio político que entonces ya se respiraba en el país y que se manifestaría con una energía de otra manera telúrica en las elecciones de 1988.

La sacudida social que el terremoto del 85 produjo fue potenciada por la percepción de un Estado aturullado, e ineficaz, muestra de la crisis en la que estaba ya para entonces sumido el régimen del PRI, no solo por el desastre económico de aquellos años, sino también por la descomposición de los mecanismos tradicionales de inclusión política y social. La sensación de la sociedad entonces fue que el Estado mexicano era inepto, incapaz de enfrentar con eficacia y celeridad una crisis de esa envergadura. La antigua imagen del otrora todopoderoso poder presidencial se desdibujaba ante los titubeos del gobierno de Miguel de la Madrid, mientras la movilización espontanea se mostraba relativamente eficaz para resolver problemas básicos de cooperación sin necesidad de intervención oficial.

La catástrofe de 1985 paralizó durante semanas a la ciudad de México y a buena parte del gobierno federal. Varios meses después había dependencias que funcionaban a medias. Yo mismo estuve entonces casi seis meses desempleado con goce de sueldo, hasta que acepté mi traslado a la delegación de Programación y Presupuesto, secretaría donde trabajaba, en Campeche. Se desató una fiebre descentralizadora y muchos funcionarios del Estado se acogieron a los planes mal hechos de desconcentración que, a la postre, terminaron por fracasar. Se hizo evidente la vulnerabilidad de un orden político desgastado, autoritario e ineficaz, mientras la sociedad descubría sus potencialidades.

Hoy el país no vive una crisis económica como la de la década de 1980, pero desde entonces ha vivido en el estancamiento, sin oportunidades para millones, con buena parte de la población en extrema pobreza, lo que ha hecho mucho más trágica la situación provocada por los terremotos de este mes en zonas de Chiapas, Oaxaca, Xochimilco o Iztapalapa, mientras buena parte de la solidaridad de los voluntarios de clase media se concentraba el La Roma o La Condesa. El Estado mexicano de hoy, a pesar de ostentar su supuesto aprendizaje en materia de protección civil, no se ha mostrado mucho más capaz que hace 32 años. El gobierno de la ciudad de México ha respondido con lentitud, mientras Miguel Ángel Mancera se ha notado una vez más por su irrelevancia gubernativa.

Una muestra evidente de la falta de capacidades reales del gobierno capitalino fue la parálisis del tráfico de vehículos el martes después del temblor. El recorrido de la UAM–Xochimilco a Coyoacán, a través de una zona bastante afectada por el sismo, donde los cortes eléctricos se generalizaron y se apagaron los semáforos, pero que requería de fluidez de la circulación para permitir la llegada de servicios de emergencia, se volvió caótico; ni un solo policía de tránsito apareció en los múltiples cruceros conflictivos del trayecto. Espontáneos aquí y allá hacían lo que podía, pero la autoridad supuestamente capacitada para atender una situación de ese tipo brillaba por su ausencia.

Más de tres décadas después del gran terremoto, el nuevo evento telúrico, aunque menos aparatosos, vuelve a mostrar lo malo que es el Estado mexicano, lo pobres que son sus servicios, lo fácil que queda rebasado, mientras los jóvenes toman la ciudad y, como en 1985, muestran el vigor de la respuesta solidaria. Hoy, como entonces, la tragedia hace evidente la necesidad de reformar la organización estatal, más allá de lo electoral, para que sea capaz de cumplir con sus tareas básicas, no ya en una situación de emergencia, sino en la vida cotidiana, que en muchos lugares del país ha dejado de ser desde hace tiempo normal, pues está trastocada por la violencia y la inseguridad.

Si el impulso del 85 contribuyó a la democratización, ojalá el de 2017 juegue a favor de un nuevo ciclo de transformaciones para, por fin, lograr que en México tengamos un Estado decente y que funcione.

via Sin embargo

Posted in Interes General Tagged with:

septiembre 20th, 2017 by CentralCancún

Un equipo europeo de astrónomos ha logrado captar imágenes de una burbuja de vapor expelida por la estrella U Antiliae, gracias al uso del telescopio gigante ALMA, que opera en el Observatorio Europeo Austral (ESO) en el desierto de Atacama (Chile), informa Efe.

Según un comunicado del ESO, estas observaciones son importantes para entender la evolución de las estrellas en las últimas fases de sus últimos ciclos de vida.

U Antiliae es una estrella muy roja, cuyo brillo tiene ligeros cambios de una semana a la otra y las nuevas investigaciones han relevado una envoltura esférica notablemente delgada en torno a la misma.

Se trata de una estrella de carbono, «evolucionada, fría y luminosa», que forma parte de la constelación de Antlia, también conocida como La Máquina Neumática.

Hace unos 2.700 años, según el comunicado, U Antliae atravesó un período de unos cientos de años de pérdida de masa durante el cual el material que constituía la envoltura observada con los nuevos datos de ALMA fue expulsado a gran velocidad.

Un análisis más detallado de esta envoltura también muestra evidencias de delgadas y pequeñas nubes de gas, conocidas como subestructuras filamentosas.

«Lograr esta espectacular vista fue posible dada la capacidad única para crear imágenes nítidas a múltiples longitudes de onda que proporciona el radiotelescopio ALMA, ubicado en el llano de Chajnantor, en el desierto de Atacama», resalta la nota.

ALMA puede ver una estructura mucho más fina de la envoltura de U Antilae con respecto a lo que se había podido realizar anteriormente.

Entender la composición química de las envolturas y atmósferas de estas estrellas, y cómo estas envolturas se forman por la pérdida de masa, es importante para comprender cómo evolucionan las estrellas en el Universo primitivo, y también cómo evolucionaron las galaxias.

Las envolturas como la que rodea a U Antliae muestran una rica variedad de compuestos químicos en base a carbono y otros elementos, también ayudan a reciclar la materia y proporcionan hasta el 70% del polvo entre las estrellas. EFE

via La Razón España

Posted in Interes General Tagged with:

septiembre 20th, 2017 by CentralCancún

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró hoy que desde el despacho oval de EEUU se ha dado la orden de asesinarlo y responsabilizó al jefe del Parlamento de su país, el opositor Julio Borges, de cualquier atentado contra su vida.

“Han dado la orden de asesinar al presidente de la República Bolivariana de Venezuela y la orden viene del despacho oval y Julio Borges está implicado en esta tropelía con su cinismo sin límites, con su inmoralidad sin límites”, dijo Maduro en trasmisión por el canal estatal VTV.

Maduro había señalado el martes que las declaraciones de su homólogo estadounidense, Donald Trump, durante la Asamblea General de la ONU significaban una amenaza de muerte hacia su persona.

Durante una reunión que sostuvo con los actuales gobernadores que tiene el chavismo en el país y con los aspirantes a estos cargos, Maduro responsabilizó a Borges “de cualquier hecho de violencia que acontezca contra la república y de cualquier acto de atentado que haya” contra su vida ordenado por “la presidencia de Donald Trump”. “Sé lo que estoy diciendo”, afirmó.

El jefe de Estado venezolano, además, llamó “vendepatria” al presidente del Parlamento porque, según dijo, “sale todos los días a decir que Venezuela es una dictadura” para “prepararle las condiciones a una invasión gringa, a un golpe de Estado” o para su asesinato.

Asimismo, indicó que para él es un orgullo que Trump lo ataque.

Este martes, Donald Trump, durante su intervención en la Asamblea General de la ONU, afirmó que Venezuela está “al borde del colapso total”, y dijo que su país está listo para adoptar nuevas medidas si el presidente Maduro insiste en “imponer un régimen autoritario”.

Tras esto, el mandatario venezolano indicó que las palabras de su homólogo significaban una amenaza de muerte hacia su persona y lo señaló como “el nuevo Hitler” de la política internacional. EFE

via La Razón España

Posted in Interes General Tagged with:

septiembre 20th, 2017 by CentralCancún

via La Razón España

Posted in Interes General Tagged with:

septiembre 20th, 2017 by CentralCancún

Las colonias capitalinas de Roma y Condesa donde, habitualmente, reinan las terrazas, los extranjeros y los grandes parques han sufrido un duro golpe que les será difícil superar. Las características de su subsuelo convierten a estos barrios cosmopolitas en perfectas víctimas de los movimientos tectónicos. Los residentes son conscientes, pero su encanto supera los miedos a un posible temblor. Después de haber escuchado un simulacro anunciado contra seísmos, a eso de las 11 de la mañana, nadie apostaba porque la casualidad fuera tan traicionera. En 1985 Ana María, tenía tan sólo un año recién cumplido cuando viviósu primer terremoto.

Residía en la colonia Roma, una de las zonas más afectadas por elseísmo entonces y ahora. Su madre las sujetó a ella y a su hermana gemela hasta que la tierra dejó de moverse debajo del marco de la puerta. Ayer intentaba salir de su casa, pero no alcanzaba a meter la llave en la cerradura. «Normalmente, cuarenta segundos antes de un sismo suele sonar la alarma, algo que el martes no sucedió, de ahí que pillara a mucha gente desprevenida», explica Ana María.

La sacudida fue mucho más intensa que la vivida 10 días antes en el considerado como terremoto más potente del último siglo en México. El bloqueo y el pánico llegan nada más salir del edificio. Una nube de polvo amenaza con entrar en casa, esa nube es producto del colapso de un edificio que se viene encima y cuyos cascotes revientan los coches aparcados en el parking. No hay nada más aterrador que ese sonido que anuncia cómo un gigante de hormigón se parte por la mitad mientras el suelo tiembla de lado a lado. Cuando todo se calma y el polvo se asienta, son los gritos y las alarmas de los coches las que conquistan el ambiente. Superado el bloqueo solo queda correr y salir, da igual que estés en pijama o que dejes todo lo que tienes atrás. Ana María y su compañera de piso, por ejemplo, tienen una mochila de emergencia preparada. Después toca escapar saltando por encima de los escombros confiando en que un cascote no se cruce en tu trayectoria.

En la calle la situación es de pánico y eso es mucho decir para una sociedad acostumbrada a vivir temblores. Como indica Emmanuel, de 35 años, «estamos acostumbrados a seísmos de 6 o 7 grados, por lo menos una vez al año. Obviamente el 19-S del martes no tiene comparación con el del 85, por ejemplo, la luz se reestableció en 12 horas en mi zona». Paulina grita por haber dejado un familiar atrás. Ella pudo escapar desde un sexto piso, pero no llevarse consigo a su madre inválida y ahora ve como su piso ha desaparecido colapsado por el séptimo. El aroma es de una mezcla de gas y polvo, y la banda sonora son ambulancias, gritos de «aléjense» o «no enciendan cigarros que hay fugas de gas». Uno tiende a pensar que ha sido el único afectado, pero solo con girar la esquina puede verle la cara a la devastación. Muchedumbres corriendo despavoridas por miedo a una explosión de gas, gente ensangretada y cubierta de polvo, como si el barrio hubiera sufrido un bombardeo.

Aquí la gente deja todo por ayudar al prójimo. Estudiantes de enfermería, voluntarios de la cruz roja o improvisados, todas las manos son bienvenidas para montar una cadena humana de reparto de alimentos o para donar, en cuestión de minutos, ropa y productos de primera necesidad a los damnificados. “Sentí la necesidad de salir a ayudar, en eso también nos hemos vuelto expertos los mexicanos”, reconoce Ana María, que ve cómo la sociedad se ha volcado para atender a los heridos. Curiosamente, esta joven de 33 años realizó ayer el mismo trayecto que su madre tuvo que hacer para localizar a su tío en el centro médico hace ya 32 años. “Me conmocionó pasar por el parque que se hizo como homenaje, a la unidad Independencia, un enorme edificio de pisos que se derrumbó en 1985”, confiesa la joven.

En esta ocasión, en Ciudad de México no se han derrumbado tantos inmuebles como entonces, se ha aprendido a mejorar las estructuras y las construcciones. “También los servicios de emergencia y rescate están ahora muy coordinados y son más expertos”, añade Ana María. Emmanuel recuerda que en 1985 “tenían que caminar una cuadra y hacer fila para que nos repartieran agua en cubetas”. Muchas cañerías y tuberías se rompieron o se llenaron de escombros. “Ahora hay agua embotellada, algo que entonces no circulaba”, manifiesta la joven mexicana.

via La Razón España

Posted in Interes General Tagged with:

septiembre 20th, 2017 by CentralCancún

Todas las esperanzas estaban puestas ayer en el colegio Enrique Rebsamen, en Coapa, que se derrumbó el martes tras el seísmo de 7,1 que sacudió Ciudad de México, con niños y profesores intentando evacuar el edificio. Al menos 21 menores y cinco adultos han fallecido ya. Pero los familiares de los 30 pequeños que continúan bajo los escombros no pierden la esperanza. Padres, voluntarios, autoridades y servicios de rescate llevan más de 24 horas rodeando lo que queda de la escuela de tres plantas. Cadenas humanas, soldados, perros de rescate y médicos cercan el símbolo de la tragedia del 19-S. Cada vez que se rescata a un niño con vida resuenan los aplausos. Pero a los pocos segundos todo vuelve a la extenuante «normalidad», es decir, los gritos de «¡oxígeno!», «¡linternas!» o el de «¡silencio!» por si se escucha algún movimiento entre los cascotes. Foro TV retransmitió en directo el rescate de una niña tras la intensa búsqueda de una unidad canina. Un atisbo de esperanza para la decenas de padres que esperaban angustiados hallar con vida a sus pequeños. Pedro Serrano, un médico de 29 años, es uno de los voluntarios del rescate. Él no tuvo tanta suerte. Según relató a Ap, «cavaron agujeros y entraron gateando», apenas había hueco para moverse. «Logramos entrar en una clase. Vimos las sillas y las mesas de madera. Lo siguiente que observamos fue una pierna, movimos los escombros y encontramos a una niña y dos adultos. Ninguno con vida», narró Serrano. Ni siquiera pudieron sacarlos de allí.

via La Razón España

Posted in Interes General Tagged with:

septiembre 20th, 2017 by CentralCancún

El Ministerio de Exteriores confirmaba ayer a mediodía la primera víctima mortal española en el terremoto de Ciudad de México, así como la desaparición de una decena de ciudadanos españoles en las zonas más afectadas. La comunidad española en México es muy amplia. Según el registro de matrícula consular, asciende a 145.707 (144.068 residentes y 1.639 no residentes). Y hay más de 6.000 empresas instaladas en la capital. De igual modo, el país azteca es uno de los destinos vacacionales preferidos por los españoles, por lo que, además de los residentes, numerosos turistas se encontraban en México el día del temblor. España es el séptimo mercado a nivel global y el segundo a nivel europeo más importante para la industria turística de México, lo que se traduce en más de 298.000 visitantes, según datos de 2016. El consulado contactó ayer con la familia de la víctima, residente en la capital, tras identificar el cuerpo.

Por suerte, otros españoles pueden relatar lo ocurrido. A Blanca no le dio tiempo a reaccionar. Tiene 62 años y es vasca de nacimiento. Se encontraba en la planta 12 del edificio donde trabaja en la zona de Polanco, en la capital mexicana, cuando todo comenzó a temblar. «Los edificios se movían de sitio, parecían de juguete, todo se caía. La gente gritaba, había compañeras muy nerviosas… todos estábamos muy asustados», relata a LA RAZÓN. En los 35 años que lleva residiendo en México nunca había vivido una situación similar, ya que durante el temblor de 1985 había salido del país. «Estamos acostumbrados a que cuando se va a producir un terremoto suena una alarma y tenemos un margen de 30 segundos para refugiarnos, pero en esta ocasión no ocurrió así. Además, este terremoto fue trepidatorio, es decir, que se mueve en vertical y no en horizontal, por lo que es más peligroso», añade Blanca, quien subraya que fue «un minuto y medio de espanto» lo que duró el corrimiento de tierra.

Después del temblor fue evacuada y tuvo que andar durante casi dos horas hasta su casa, en La Condesa, ya que los transportes no funcionaban. Allí le esperaba su hijo. Tenía todavía el miedo en el cuerpo. «En un primer momento se subió a la azotea. Temía que las escaleras se desplomaran. Pero cuando nos encontramos ya estaba ayudando a la gente. La verdad que la solidaridad de toda la gente está siendo admirable», añade. Ahora espera volver pronto a su casa (se ha mudado temporalmente a la residencia de unos amigos) donde hay mucho que arreglar: las paredes están agrietadas y no hay suministro eléctrico ni de agua.

Carlos Torres, de Elda, es otro de los españoles que se encontraba en uno de los barrios más castigados. «Estaba en casa cuando todo empezó a moverse. Vivo en un primero, así que lo primero que hice fue salir a la calle. Fuera había mucha gente, gritaban de pánico. Desde allí vi cómo el edificio se movía muchísimo y los vecinos no paraban de gritar mientras crujían las paredes. Intenté ayudar en lo que pude a quitar escombros… había gente que estaba atrapada… », lamenta. Precisamente, España ha enviado a México a medio centenar de efectivos de la UME para ayudar en las labores de rescate.

via La Razón España

Posted in Interes General Tagged with:

septiembre 20th, 2017 by CentralCancún

¿Cuál es el origen de este terremoto?

–Este terremoto tiene su causa en la subducción de la placa Cocos por debajo de la placa Norteamericana. La subducción es un proceso de hundimiento de una zona oceánica de una placa en otra placa de carácter continental. El índice de convergencia entre las placas es de unos 67 milímetros por año. Esta ratio no cambia a lo largo del tiempo. Lo que sí podemos afirmar es que el ritmo de los terremotos es directamente proporcional al índice de convergencia de las placas.

¿Por qué la capital de México es tan vulnerable a los seísmos?

–Una parte de Ciudad de México se asienta sobre el lecho de un lago con un suelo muy blando. Cuando las ondas sísmicas introducen los sedimentos, la amplitud de estas ondas se incrementa, aumentando así la intensidad del temblor. Estos efectos se pueden tener en cuenta a la hora de diseñar nuevas estructuras en las ciudades. En realidad, ésta es la única manera de abordar el problema de los terremotos.

¿Cree que los sistemas de alarma funcionaron correctamente?

–He visto informaciones de gente que estaba sobreaviso antes del gran temblor y fueron capaces de reaccionar. Dada la relativamente gran distancia entre el epicentro y Ciudad de México, parece creíble que fuera así.

via La Razón España

Posted in Interes General Tagged with:

septiembre 20th, 2017 by CentralCancún

La voz tranquila, como acostumbra y el semblante, lo intuimos, a través de teléfono, serio, preocupado. Plácido Domingo ha vuelto a revivir un suceso que quería olvidar, desterrar de su mente para siempre: «No deseaba tener que revivir algo así porque aquello fue verdaderamente terrible y devastador. Aquellos momentos fueron tremendos, el horror que sufrimos, la angustia. Volver a pasar por ello me apena tanto». Echa la memoria atrás y vuelve a aquellos días atroces en los que el país que tanto ama, ese que tantas veces le ha prohijado y que incluso se adueña de su lugar de nacimiento, esa tierra donde pasó parte de su infancia, se resquebrajó. A él, en aquella ocasión, maldita sea, le tocó de cerca, pues varios de sus familiares vivían en D. F. y fallecieron sepultados bajo el edificio Nuevo León, en la céntrica zona de Tlatelolco, donde vivían. Al poco de enterarse de la desgracia el tenor se marchó para allí en un avión que le facilitó un amigo. Estaba entonces en Chicago y no dudó en unirse a las inmensas filas de gente anónima, como él en ese momento, que retiraba escombros con sus propias manos porque el tiempo apremiaba. La imagen, polvoriento y con una mascarilla, dio la vuelta al mundo y el artista se convirtió en símbolo mundial de la solidaridad. No se podía perder un segundo, era la diferencia entre vivir o morir.

Plácido Domingo ayer se lamentaba de que la naturaleza estuviera tan brava: «No nos da tregua. Los huracanes y la tierra que se abre. Hace unos pocos días con ese terrible temblor de escala 8,2 y ahora esto. No ha dado tiempo a recuperarse. ¿Por qué está pasando esto? ¿Por qué nos castiga la naturaleza?». Hace un alto en el camino para saber las últimas noticias. En Milán le pilló la noticia, pues ahora ensaya en La Scala, una de su tantas «oficinas», una de sus múltiples casas. «Me siento tan consternado. Es una noticia terrible para nosotros y para el país. Afortunadamente nos hemos podido comunicar con toda la familia y ellos están bien. Lo peor es que el número de víctimas se eleva, aumenta y cada momento que pasa son más. ¿Qué está pasando?». La pregunta le asalta en varias ocasiones durante la conversación. Y apenas tarda unos minutos para ponerse manos a la obra y hablar del cómo ayudar: «Vamos a ver qué podemos hacer. Cómo recaudar fondos para los que se han quedado sin nada. En poco tiempo marcharé allí a dar un concierto y mi idea es hacer un telemaratón y que la gente pueda ayudar económicamente, que cada uno contribuya en la medida de sus posibilidades. Le he estado dando vueltas y tengo que hacer algo». Lo dice con convicción y con la pena de quien lo sufre de cerca. «Hay todavía tanta gente atrapada, muchas familia que apenas tenían cobijo se han quedado sin nada. De la mañana a la noche lo han perdido todo. La diferencia con hace treinta y dos años es que las comunicaciones han cambiado una barbaridad, incluso el tener un teléfono cerca puede servir para salvar una vida. Además, la movilización ciudadana ha sido inmediata, lo mismo que sucedió entonces», explica.

La vida sigue, nos dice. Sigue para todos, «aunque a algunos les cuesta ahora demasiado. Es como ascender por una montaña que se antoja demasiado difícil de subir. El esfuerzo será grande, pero seguro que merecerá la pena, aunque tendrá que pasar tiempo para que todas las heridas, las físicas y las que no se ven, cicatricen», asegura en tono bajo. jamás ha tirado la toalla. «If I rest, I rust», es su lema. O lo que es lo mismo: «Si me paro, me oxido». Y volverá a México dentro de poco. Y calmará el dolor con su voz de tenor. De barítono.

via La Razón España

Posted in Interes General Tagged with:

A %d blogueros les gusta esto: