POLITIFOBIA

La verdad os hará libres

barco de esclavos mayas
Interés General

Arqueólogos en México identifican primer barco de esclavos maya

El barco se había utilizado para llevar a los mayas capturados durante una rebelión de 1847-1901 para trabajar en los campos de caña de azúcar en Cuba.

Los arqueólogos en México han identificado un barco que llevó a los mayas a la esclavitud virtual en la década de 1850, la primera vez que se encuentra un barco de este tipo.

Los restos del barco de vapor de ruedas de paletas con base en Cuba se encontraron en 2017, pero no se identificaron hasta que investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia revisaron documentos contemporáneos y encontraron que era el barco “La Unión”.

El barco había sido utilizado para llevar a los mayas capturados durante la rebelión de 1847-1901 conocida como “ La Guerra de Castas ” para trabajar en los campos de caña de azúcar en Cuba.

La esclavitud era ilegal en México en ese momento , pero, según los informes, los operadores de barcos similares habían engañado a los mayas que quedaron sin tierra por el conflicto para “firmar” como trabajadores contratados, a menudo en Cuba, aunque eran tratados como esclavos.Anuncio

El La Unión estaba de viaje a La Habana en septiembre de 1861 cuando explotaron sus calderas y se hundió frente al otrora importante puerto de Yucatán de Sisal.

El instituto dijo que la identificación se basó en los restos físicos del vehículo de ruedas laterales con casco de madera, cuyas vigas mostraban señales de fuego y cuyas calderas habían explotado. La ubicación del naufragio también coincide con los relatos contemporáneos del accidente, que mató a la mitad de los 80 miembros de la tripulación y 60 pasajeros a bordo.

En octubre de 1860, el La Unión fue capturado en el vecino estado de Campeche subiendo a bordo de 29 mayas, incluidos niños de hasta siete años. Aparentemente, ese viaje fue impedido, pero claramente eso no impidió que el barco continuara sus viajes, que también implicaron llevar fibra de sisal y pagar pasajeros a Cuba.

No estaba claro si había mayas a bordo en el último viaje del barco; los registros no están claros porque los mayas probablemente habrían sido incluidos como carga, no como pasajeros, o el barco pudo haber tratado de ocultar su presencia.

La arqueóloga Helena Barba Meinecke señaló que los combatientes mayas capturados eran enviados con frecuencia a Cuba, de donde muchos nunca regresaron. “Cada esclavo se vendía a un intermediario por 25 pesos, y en La Habana los revendían hasta por 160 pesos, para hombres y 120 pesos para mujeres”, dijo.

El sisal y el henequén eran fibras que se utilizaban en la fabricación de cuerdas y, por lo general, los mayas que trabajaban en condiciones de servidumbre en grandes plantaciones las cosechaban.

Los mayas lanzaron una de las últimas revueltas indígenas de América del Norte en la península de Yucatán en 1847, luchando contra la dominación de los mexicanos blancos y mestizos que los explotaban. El gobierno mexicano luchó contra la sangrienta rebelión con una brutal represión, pero no pudo acabar con la última resistencia hasta 1901.

El barco fue encontrado a unas 2 millas (3,7 km) del puerto de Sisal en unos 22 pies (7 m) de agua, luego de que un pescador local condujera a los arqueólogos al naufragio.

Se han encontrado algunos barcos esclavistas africanos destrozados en aguas de Estados Unidos y otros lugares, pero no se ha identificado ningún barco esclavista maya.

Agencias.