En varias ciudades del mundo, hubo manifestaciones contra la reacción del gobierno de Jair Bolsonaro ante los incendios forestales. En París, una concentración a la que asistieron muchos peruanos, algunas activistas se echaron líquido rojo sobre el cuerpo para simbolizar la muerte en la tierra.

En Londres también se escucharon voces de repudio en el exterior de la representación diplomática del país sudamericano, una cita que contó con la participación de líderes de la comunidad indígena Huni Kuin.

Los españoles también se pronunciaron desde Madrid por lo que ocurre en Brasil y Bolivia. Escenas similares se registraron en Buenos aires y Bogotá.

Por su parte el presidente Jair Bolsonaro ordenó que las Fuerzas Armadas apoyen en las labores de extinción del fuego en la Amazonía, pero su respuesta a los desastres llegó después de que su homólogo francés, Emmanuel Macron, lo acusó de mentir sobre su compromiso con el medio ambiente, razón por la que el mandatario no respaldará el acuerdo de libre comercio entre Mercosur y la Unión Europea.

Tagged : # #

politifobia