Xalapa, Ver.- Aurelio García, alías el “Payaso Guitarrín” viajó desde Poza Rica para denunciar una presunta negligencia médica del Hospital Regional de la ciudad norteña, dónde su esposa embarazada no fue atendida de urgencia, pese a que indicó que su bebé llevaba de 3 a 4 días muerto dentro de su vientre.

Al arribar al nosocomio, detalló, les atendió una trabajadora social quién les indicó que serían atendidos, pero que no cotaban con camas ni ginecólogos, que únicamente había un doctor, pero le darían prioridad a las embarazadas que llegaron antes.

Indicó que previo a acudir al Hospital Regional, acudieron a una clínica privada con ayuda de una asociación, dónde a su esposa le practicaron ultrasonidos correspondientes, los cuales confirmaron la muerte del bebé en el vientre.

«De esta clínica particular nos dieron un diagnóstico donde decía que de manera urgente se tenía que retirar al bebé muerto. No se confirmaba, pero se creía que tenía un promedio de tres a cuatro días de muerto en el vientre de mi esposa. Y me dicen: ‘No hay camas, no hay ginecólogos’».

El afectado indicó que llegó a solicitar auxilio al nosocomio el 8 de octubre, tras llenar la solicitud correspondiente, su esposa fue ingresada al área restringida; a decir del “Payaso Guitarrín” su pareja fue atendida 4 días después.

«Considerando un feto muerto de tres a cuatro días, más cerca de tres días más en su vientre, hace un total de seis a siete días, lo cual me dicen que le pudo haber ocasionado una infección y pudo haber muerto. En mi desesperación hago una protesta afuera del Hospital para hacerme escuchar y dos vigilantes del IPAX, sin corazón y piedad, casi me cerraban las puertas en las narices. A una doctora le pregunté, ‘estoy desesperado ayúdeme’ y me dijo que no sabía y que por ahí preguntara» dijo.

El denunciarte solicitó al gobernador Cuitláhuac García, pedirle a Roberto Ramos Alor -secretario de Salud- hacer una auditoria a la institución médica.

«No puede seguir la gente muriéndose. En esta mañana también hago responsable de lo que me pase a mí, a mi esposa y a mi familia por denunciar y alzar la voz en contra de la empresa de seguridad IPAX, a las enfermeras y una doctora que nos trató mal».

Tagged : # # #

politifobia