Son muchas las versiones, una de las cuales tiende a decir que Pemex no pago la renovación de su sistema antivirus por la austeridad y esto provoco que no se pudiera detectar un ramsomware que atacó sus sistemas, impidiendo acceder a datos.

Al parecer el programa afecto los sistemas de Pemex, del corporativo de Pemex y el sistema de venta al público que manejan las estaciones que despachan el producto, llamado TRI.

El problema es que muchas gasolineras que ocupen este sistema podrían no poder despachar el producto al no poder acceder a los sistemas, lo cual se teme provoque desabasto por no tener la forma de sacar el combustible de su almacenaje.

Un ransomware es básicamente un tipo de malware que bloquea el ordenador y prohíbe acceder al mismo hasta que pagar un rescate exigido, que suele exigirse en forma de Bitcoins. Hoy en día, en lugar de bloquear el teclado o el ordenador del usuario, se cifra cada archivo con una clave privada que solo conocen los autores del ransomware. Sin embargo, no se garantiza que al pagar el rescate se desbloquee el ordenador.

La secretaria de energia Rocío Nalhe dice que no existe desabasto de combustible, pero ahora no ha dicho que fue lo que pasó con la paraestatal.

Tagged : # #

politifobia